Search

Educador | Creador

Foto por J. Isaac López @whoisjisaac

Su secreto es crecer orgánicamente, escuchando a la gente, a los patrocinadores, a los agricultores…


Para muchos, nuestro protagonista es un excelente gastrónomo, aunque otra palabra que lo define es la de educador, pues varios aprendieron a saborear esos platos que describía con tanta emoción o festejar (así sea desde la distancia) los diversos eventos que reseñaba con mucho detalle desde su blog El Buen Diente, que cumplirá diez años de vigencia. “Siempre he tenido la bandera de educar de forma relevante. Por ejemplo, si te invito a una cena, te colocaré de fondo musical varios pasillos panameños, géneros que se encuentran en extinción debido a que ya no se escuchan en la radio, pero que te alegran el alma enormemente. Si te invito a La Cosecha es para que aprendas sobre la sostenibilidad del café. Si te invito al Buen Tenedor es para que conozcas a un par de productores nacionales y el trabajo arduo que tienen bajo el sol y la lluvia”.


Ahora, para que sus ideas estén al alcance de todos con tan solo un clic, estrena la página jorgechanis.com, a fin de que conozcamos de primera mano los avances y news de todas sus creaciones que apuntalan a la innovación social. “En 2021, me encantaría volver a premiar la labor de productores nacionales y no solo con el agricultor. Vamos a invitar a empresas de producción nacional que impulsan la economía creativa: cervecerías, licores, artesanías, entre otros”.

“Parte de mi crecimiento y madurez fue el darme cuenta de que si un ser vivo no tiene en su mente la palabra sostenibilidad, no está en nada”.

Cada una de sus invenciones las va apuntando, para luego analizar su factibilidad con calma. “Cuando estábamos en cuarentena, revisé la lista de negocios por hacer y vi la palabra kétchup, recordando que es un producto que muchos consumen, pero todavía acá no existía uno nacional y que, además, fuera saludable; y es que esta salsa es la más satanizada por su alto contenido de azúcar, por lo que decidí hacer un producto que fuera 100% panameño, sano y, especialmente, sostenible desde el punto de vista político, social y económico; y es que con la madurez he aprendido que mis inversiones deben generar un impacto en todo su ecosistema”.

Un adulto debería consumir 25 g de azúcar (un niño, mucho menos). Una cucharada de salsa de tomate tradicional ya tiene 6 g (si le pones 4 cucharadas a tu comida, ya tienes la cantidad diaria de azúcar necesaria. La realidad es que muchos consumen más de esa cantidad al día). “Hemos sacado El Buen Kétchup con un gramo de azúcar en el total, compuesta por menos de medio gramo de azúcar agregada y, al mismo tiempo, tiene raspadura nacional, para ayudar a los productores panameños. Es una creación que sale del campo a tu mesa. Además, es completamente saludable y carece de preservantes dañinos”.

Este kétchup es tan genial que ya está codificado en el Supermercado Riba Smith, además que es maquilado dentro de su propia planta, bajo los más estrictos estándares de salubridad y calidad. “Lo más cool es que, en esta plaza, El Buen Kétchup estará al lado de los tomates, ya que lo vamos a presentar por lo que realmente es: puro vegetal en una bolsa, pues no tiene preservantes y se debe mantener en frío. Próximamente, esperamos hacer otras versiones basándonos en la calidad de este producto y en el gusto de nuestra gente”.


Conoce más en:

@jorge.chanis

7 views0 comments
¡Suscríbete!

© 2020 REVISTA AUNO PANAMÁ

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Tumblr